Lo sé. Lo admito. Me encanta la sensación de acabar de programar algo a las 5 de la mañana. Satisfecho. Orgulloso. Tal vez con un exceso de cafeína. Mergeas, despliegas y a dormir con una sonrisa. En tus sueños un cowboy se monta en su caballo, llega al pueblo y desmonta bajo la mirada de los pueblerinos. Captura a los malos, se sacude el polvo y se va triunfal con los suspiros de aquellos y aquellas a sus espaldas. Sí, ese desarrollador cowboy que es capaz de hacerlo todo, sin hablar con nadie, sin consensuar nada.

Te levantas con la sonrisa todavía en la boca (dejemos de lado babas y otros sucesos paranormales). Vas al ordenador y ¡boom!, algo ha ido mal. La explosión despierta hasta al cowboy de tus sueños, que se tapa con una piel y se acurruca junto a la hoguera, ahora hay miedo en ojos del valiente cowboy. Creo que esta historia nos suena a muchos y a muchas. Y sí, los sueños y las sonrisas, e incluso las risas molan; pero mejor dejar las explosiones para nuestros proyectos locos y no para los serios, o para el trabajo.

Historias de usuario públicas. Ramas. Revisión de código. Pruebas manuales. Pruebas automáticas. Despliegues. El cowboy puede hacer lo que quiera, que vamos a hacer que esto no explote (o mejor dicho, que explote cuanto menos, mejor).

HISTORIAS DE USUARIO PÚBLICAS

En Frogtek puedes afrontar una tarea montado en tu caballo. Pero vas a tener que escribir una US para la mayoría de los casos. Tendrás que escribir tests de aceptación (ATs). Y tendrás que mover la US encima de la lista “Esperando validación de ATs”. No siempre esperamos esa validación, pero la historia de usuario está ahí, y los tests de aceptación también. Cualquiera puede verlo “en el ahora” o “en el futuro”. Una tarea bastante común es revisar las nuevas para estar al tanto de lo que se ha hecho, o escucharlo en el stand-up y proponer al cowboy algún caso que no había contemplado. Calidad del trabajo mejorada.

RAMAS

Cada repo tiene su nombre. Pero si tenemos un entorno de producción en el que si algo falla lo vamos a lamentar, tenemos dos ramas. La de desarrollo, y la de producción. Todos los cambios se hacen sobre desarrollo, mientras que la de producción que solo recibe cambios con pull requests desde la de desarrollo. Eso sí, las ramas están protegidas, git push –force es tu amigo… hasta que lo deja de ser. Entorno de producción controlado.

REVISIÓN DE CÓDIGO: PULL REQUESTS

Para mí, la base. Aunque me centre en una tarea y deje mis revisiones para dentro de dos días, todo el código se lee. Por alguna FOSDEM escuché las diferentes valoraciones que se hacían de las revisiones de código desde un entorno libre (los asistentes en directo a un formulario) y un entorno como el de Microsoft. Las diferencias saltaban a la vista, así que cada persona tiene una opinión. Desde mi punto de vista revisando código aprendes todos los días. Pero es mucho mejor todavía cuando te revisan con sentido crítico y profundidad tu propio código. Ahí no solo aprendes cómo y dónde colocar el código, sino que también tienes que bajar de las alturas y descubrir las bondades de la palabra peer. Todo código necesita una pull request y (excepto fuerza ultra-mega-super mayor o menor) al menos una valoración positiva :+1: para ser mergeado. Calidad del código mejorada. Conocimiento de los desarrolladores mejorado.

PRUEBAS AUTOMÁTICAS

Con cada pull request nuestro amigo Jenkins se pone manos a la obra. Tests unitarios. Test de integración. Calidad de código y cobertura analizada. Tu pull request en unos minutos está verde o roja en función del resultado de los tests. Sin mover un dedo. Calidad de código mejorada. Probabilidad de errores como regresiones menor.

PRUEBAS MANUALES

Nuestra historia de usuario acaba siendo probada por otro desarrollador en un porcentaje de veces muy alto. Se prueban flujos alternativos que igual no había pensado el encargado de la historia de usuario, se descubren glitches, o incluso problemas de integración (1 + 1 + 1 no siempre son 3, y lo sabes). No todas las historias de usuario acaban siendo probadas por otro compañero, decir lo contrario sería mentir, pero una gran parte sí. Calidad mejorada.

DESPLIEGUES

Siempre mejorando. La rama de desarrollo se despliega automáticamente, el entorno de “PRE” siempre a la última sin intervención humana. El entorno de producción se despliega de forma manual (o automática después de un merge en la rama de producción) mediante jobs de Jenkins que corren tests automatizados. De nuevo buscamos esas regresiones, porque cada rama funcionaba separada, pero cuando las juntas las probabilidades de escuchar la explosión aumenta. Menos errores debido a un despliegue homogéneo. Mayor control sobre lo que está y lo que no está en producción, mejora de la calidad del producto.

LA CONCLUSIÓN

El cowboy trabaja mucho y muy bien. Pero dentro de un equipo, y un flujo de trabajo controlado, se despierta con una sonrisa y luego golpea la mesa del bar cuando se encuentra la revisión del código.
El ayudante del sheriff trabaja mucho y muy bien. Pero dentro de un equipo, y un flujo de trabajo controlado, tiene claro que cuando el sheriff reciba un balazo (no penséis en autobuses… cabr***s, siempre igual, ¡vacaciones!), no decaerá la calidad del producto.