Acudir a diferentes charlas y eventos creo que es una parte imprescindible de la mejora continua de cualquier persona. Más importante todavía me parece cuando hablamos de personas que trabajan dentro del mundo de la tecnología, donde, siguiendo el tópico, todo avanza muy rápido. No es oro todo lo que reluce dentro de toda esas nuevas tecnologías, a veces tienen mucho de hype, pero lo cierto es que un año es mucho tiempo. Estar a la última en cuanto a tecnología a veces puede ser la diferencia entre un éxito y un fracaso estrepitoso.

Dentro de esa mejora continua Julio y Miky (el que escribe) tuvimos la suerte de poder ir a la FOSDEM y a la Config Management. Dos eventos que viven hermanados, pues son en días consecutivos en ciudades cercanas. Para mí ya es el cuarto año que acudo a la FOSDEM, pero el primero en el que acudo a la Conf Management. Primero explicar un poco de las charlas, pero luego, con permiso, entraré en detalles de lo que nos traemos en el zurrón de cada una de ellas.

La FOSDEM (Free and Open Source Developers’ European Meeting, o algo así tiene que ser) es un evento que todos los años tiene lugar en Bruselas en torno al 1 de febrero. Es un evento enorme en torno al código libre. Un evento en el que no tienes que hacer ningún tipo de reserva ni pagar ningún tipo de entrada. Simplemente cualquiera que pueda (y quiera, claro) acude ese fin de semana a la Universidad Libre de Bruselas y va a las charlas que más le interese. No se sabe con certeza (porque no hay entrada) cuántas personas van, pero todos los años las cifras estimadas están entre las dos mil y las tres mil personas. Y este año, en dos días de meeting, se han sucedido unas 650 charlas. A mí, año tras año me impresiona.

Empecé a escuchar hablar de la Config Management en las dos últimas FOSDEMs. Hablaban de una conferencia de configuration management que eran los días siguientes en Gante. Al final este año pudimos acudir. Es un evento mucho más concreto, donde diferentes compañías/productos tienen mucha más presencia en patrocinio y actividades. La entrada también era gratuita pero esta vez sí que había que apuntarse ya que el aforo era más limitado (supongo que este año estaríamos en torno a 400 ó 600 personas según los organizadores). Sin duda una buena experiencia.

Dentro de la FOSDEM principalmente estuvimos en unos cuantos tracks. Configuration management, MySQL, Python, HPC-BigData, CI & testing, y el importante, el track Delirium (aunque este año mucho más relajado este track :wink:). Es difícil intentar ser escueto con la cantidad de información que cayó en nuestros oídos durante dos días, pero muy grabados en la memoria tenemos la charla de MySQL 5.7, o la de MySQL Group Replication, Jenkins as a code, Apache HAWQ, la tendencia en dos años a los containers con Docker/CoreOS/Kubernetes seguramente como actores importantes. Magias negras de Python, testing, información sobre Libre Office en la nube, la charla de cierre de OpenStreet Maps.

Pero las charlas son sólo uno de los pocos inputs de información que puedes tener en la FOSDEM. El track del apartamento o el track del Delirium son tan buenos o mejores que las charlas. Muchas conversaciones divertidas, pero muchas conversaciones donde se comparten problemas, preocupaciones e ideas para solucionarlas. Muchas “mentes open source” juntas en un mismo entorno con ganas de aprender y de ayudar a partes iguales. Charlas sobre seguridad, cifrado, lenguajes funcionales o escalado en frontend. Charlas sobre bots de Telegram, notificaciones eficaces, escalado y eficiencia en backend. Cada año que vas te das cuenta es un espacio MUY tolerante en el que te sientes integrado… pero sobre todo descubres que cada año que pase, por mucho que hayas avanzado, todavía hay mucho por aprender.

¿Y en Gante? En la Config Management principalmente hemos estado en charlas de Chef, Ansible, CI y Juju. Pero aunque esta vez no había un “track Delirium” sí que la triada que nos juntamos para viajar, Frogtek-Zentyal-Server Density, se unió con buena gente de España para conversar esta vez más sobre orquestación, escalado y (cómo no) containers. Al final nuestro vuelo salía antes del final de las charlas y nos dejamos algunas charlas muy interesantes en el tintero. Mucha lluvia, buen rollo y mucho nivel.

Pero después de cuatro días intensos de charlas tocaba la vuelta a Walqa. Huesca City (la capital mundial según algunos). Muchas ideas. Muchas conversaciones en el avión y en el tren de vuelta. Pero la realidad golpea con dureza. Llega el miércoles y el cansancio de los viajes, de las charlas, de demasiadas charlas sesudas, de mucho inglés, e incluso francés, de demasiada y abundante fast-food, todo, de golpe, pega fuerte.

Eso sí, no podemos dejar de lado la energía y las ganas de cambiar y mejorar que traemos de tierras belgas. Para aquellas conversaciones pendientes, planes para el año que viene, lo que sea, la puerta de Frogtek está “abierta”.