Developing Frogtek

El blog del Departamento de Tecnología

Etiqueta: Slack

Cronología del error

En muchos artículos, incluidos muchos de los que hemos escrito, se acaba haciendo un poco de «autobombo» sobre las bondades de un proceso o de un equipo. Pero no sólo de los éxitos se aprende, también de los errores, ¡y mucho! Así que hoy te invitamos a un recorrido por parte de nuestra arquitectura y nuestras mejoras a través de un error (o dos, o tal vez tres, bueno, unos cuantos). Acompáñanos.

En Frogtek desarrollamos Tiendatek, una aplicación para Android que sirve como TPV. Para buscar ese valor añadido tenemos un botoncito en la aplicación que dirige al usuario a una web (con un webview) donde podrá obtener mucha más información sobre su stock, mejores productos, histórico, … Además tenemos una serie de APIs para usos diversos. Perdone, estamos en el 2016, si no expones una API para registrar las veces que uno va al servicio no eres nadie. Pues eso, servicios varios, que digamos, usa toda la empresa de una forma o de otra (no, lo de ir al baño no está implementado).

Comienza la historia: la motivación del cambio

Medir y mejorar tiempos de respuesta. Fin de la sección.

Hace unas semanas desplegamos una prueba de concepto para monitorizar y mejorar la forma en la que estaba expuesto un servicio. Lo que nosotros llamamos «el pedido sugerido». Al final siempre hay rincones del código y de nuestra infraestructura que reciben menos mimo del que merecerían. Y este era un claro ejemplo. ¿Un servicio con una tasa de errores del en torno al 7-8%? Un poco de chapa y pintura y ya lo tenemos en torno al 1-2% (principalmente timeouts por un socket que cierran los clientes impacientes).
Seguir leyendo

La comunicación y las nuevas herramientas: Slack

Siguiendo con el tema de la comunicación que ha iniciado Miky, me gustaría ahondar un poquito más en el tema.

El día 1 de abril, en Zaragoza, acudí al siguiente meetup donde Francho nos explicó cómo en su empresa, Spines, usan Slack y sus distintas integraciones. Siendo el centro de estas integraciones Hubot, un bot que permite realizar una serie de automatismos e integrar servicios y acciones fácilmente con Slack.

Como buen friki que soy tengo muchas ganas de montarme mi propio Hubot y ponerlo en nuestro Slack, pero eso no fue lo que más me llamó la atención de la charla. Lo que más me tocó fue el que ellos llevarán casi toda la comunicación a través de Slack. El email lo usaban lo mínimo. Según nos contó Francho en su cuenta de correo de la empresa sólo tenía 5 mails en los dos años y pico de empresa que llevan. Para poder llegar a esto, nos comentó que la clave residía en la separación correcta de las conversaciones en distintos canales, permitiendo así la selección de las conversaciones y facilitando la búsqueda y lectura de las mismas.

Como ya comentó Miky nosotros llevamos menos tiempo con Slack y nos ha reportado ya una serie de beneficios increíbles. No tengo claro que el objetivo deba ser abandonar el email del todo, pero sí que veo que para ciertos tipos de comunicación deberíamos tender más a Slack, sobre todo en torno a emails automáticos y alertas. Además creo que el tema de los canales por conversación tiene mucho sentido. Ahora mismo sufrimos, entiendo, uno de los primeros anti-patrones de uso de Slack, que es mezclar y tener muchas conversaciones en un mismo canal. No es que tengamos un único canal, ni mucho menos, pero igual deberíamos plantearnos dividir alguno más y acostumbrarnos a hacer un buen uso de los canales.

Al fin y al cabo es lo mismo que ocurre con el email. Con un buen uso de la herramienta se puede conseguir mejorar mucho la comunicación, sobre todo su calidad y facilidad de lectura. Aplicar una herramienta nueva lleva su tiempo y se necesitan distintas iteraciones hasta que se consigue dar en el clavo. Tenemos que trabajar en ello, así que ya tengo tema para la siguiente retrospectiva.

Comunicación: ajustando una máquina compleja (Work In Progress)

Comunicación: ajustando una máquina compleja (Work In Progress)

En Frogtek trabajamos personas desde diferentes sitios de la geografía mundial. Principalmente trabajamos desde varias ciudades de tres países: México, Colombia y España. Pero también tenemos que trabajar con gente en los EEUU y otros países. Y este aspecto en una empresa, sin duda alguna, es todo un reto.

Si ahora volvemos la vista atrás se podían ver varias máquinas (una por país) trabajando cada una con su entorno, dando lo mejor de ellas mismas, y de vez en cuando interactuando con las demás. Diferentes procedimientos, diferentes expectativas y prioridades, diferentes zonas horarias, diferentes culturas, … al final demasiadas diferencias que hacían que las interacciones entre las diferentes máquinas estuvieran lejos del óptimo.

Desde hace unos meses se ha realizado un esfuerzo notable y global en toda la empresa por homogeneizar la comunicación y los procesos. Un esfuerzo donde cada una de las máquinas debe entender la forma de trabajar del resto, buscando empatía en los diversos problemas que aparecen en otros engranajes, mejorando de forma proactiva todo lo que se puede.

Todavía hace falta mucho “3 en 1”, pero esas máquinas independientes que había antaño se han convertido en varios módulos que se relacionan de forma constante los unos con los otros. Parece que los primeros pasos se han dado y ahora la máquina evoluciona de forma autónoma. Las relaciones se estrechan y se agilizan, se minimizan las esperas. ¿Qué ha cambiado en este tiempo?
Seguir leyendo