Developing Frogtek

El blog del Departamento de Tecnología

Tabla de kanban para las retrospectivas

Al principio nuestras reuniones de retrospectiva eran de lo más… cómo decirlo sin ofender a nadie… anárquico. Tanto en contenido como en periodicidad, es decir, las hacíamos cuando queríamos y como queríamos. Podían pasar meses entre una y otra, y cuando por fin hacíamos una nos dábamos cuenta de lo útiles que eran y la cantidad de cosas interesantes que surgían. Las ha habido incluso que han supuesto un punto de inflexión en nuestra manera de trabajar, como aquella que hicimos con la excusa de que algunos habían acudido a un evento llamado AOS en una ciudad llamada Barcelona.

Con el tiempo, y conforme te haces con todos los procesos y ellos dejan de dominarte a ti, hemos sido siendo más constantes y periódicos con estas reuniones. Incluso nos compramos un libro, Agile Retrospectives (del cual he de reconocer que sólo he leído los primeros capítulos) e investigamos por internet sobre la mejor manera de hacerlas. Hay infinidad de técnicas que se pueden aplicar. Nosotros optamos por una de lo más sencillo. Básicamente cada miembro del equipo escribe en uno o varios post-its las cosas que han ido bien y las cosas que han ido mal en el último mes. Se ponen en común y se agrupan por temas, de forma que podemos identificar cuales son las principales virtudes que debemos fortalecer y cuales los principales problemas que hay que paliar. Sigue una discusión sobre estos temas de la cual obtenemos una lista de puntos de acción que se revisan de retrospectiva en retrospectiva. Además de puntos de acción también salen sugerencias y recomendaciones (o lo que podríamos llamar puntos de acción “vagos“… del estilo de “sed todos buenos“). Estas recomendaciones son un problema porque no es fácil hacer un seguimiento de su cumplimiento ya que no son objetivos SMART. En la última parte de la reunión debatimos también sobre las ideas que cualquiera haya incluido en la excel que tenemos para “ideas a discutir durante la retrospectiva”.

Llevamos ya varios meses siendo muy regulares con este tema y ahora hemos decidido dar un paso más y crear una tabla de kanban para ilustrar el proceso. Nos gustan los post-its y ayudan a decorar la oficina… qué se le va a hacer!!.

En la foto podéis ver cómo en verde y rojo apuntamos las cosas buenas y las malas, para que a nadie se le olviden. Más importante aún son los puntos de acción cuyo seguimiento realizamos con una tabla que no puede ser más simple. Adicionalmente tenemos nuestro apartado de sugerencias del mes… a ver si teniéndolas en la sala de reuniones a la vista, las tenemos más presentes. Si esto no funciona optaremos por recitarlas todas la mañanas en plan mantra antes del stand-up. Algo del estilo de:

  • Ser QA no me da derecho a hacer cowboy committing
  • Me flagelaré de forma inmisericorde si el stand-up dura más de 25 minutos

Muchas veces hemos oído que la reunión de retrospectiva es la más importante de todas las reuniones que conforman el espíritu ágil. Encarna la esencia del Kaizen y da la oportunidad de debatir, aportar y enriquecerse (espiritualmente, claro). He de reconocer que, personalmente, veo como muchas de estas reuniones suponen un soplo de aire fresco en Frogtek. Y veo, no sin orgullo, como nuestro equipo se autogestiona y mejora de forma imparable, día tras día y mes tras mes. Supongo que son los pequeños placeres del Scrum Master que no programa, dado que no puedo hacer el baile de la victoria tras compilar por última vez la loser story de turno.

 

4 Comentarios

  1. Muy buen artículo, nosotros también hemos tenido problemas con la periodicidad de las retrospectivas, hacemos algo similar a vuestro kanban sólo que digital, porque es un equipo distribuido.

    Sólo me queda una duda. ¿Qué pondrá realmente la tarjeta roja censurada? 🙂

  2. Guillermo Caudevilla

    2 noviembre, 2011 at 12:01

    Jeje… en este caso no se puede decir ni el pecado, ni el pecador. ;P

  3. Disculpa mi ignorancia, ¿qué es el cowboy committing?, apenas estoy leyendo/aprendiendo sobre Agile.

    Saludos, excelente blog.

  4. Guillermo Caudevilla

    2 noviembre, 2011 at 19:49

    Cowboy commiting no existe, es una broma. Usamos el adjetivo cowboy para todo lo que se hace sin método, sin seguir un proceso e improvisando.
    En este caso Cowboy commiting vendría a significar meter código nuevo en el repositorio por la puerta de atrás, saltándose todas las fases de review y testeo necesarias para evitar errores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*