La última semana tuvimos el placer de acoger en las oficinas de Frogtek al freelance y experto en craftmanship Enrique Comba (@ecomba), el cual trabajó codo con codo con nosotros para ayudarnos a mejorar nuestro proceso.

Siendo un experto en la materia como es él, aprovechamos para preguntarle cómo mejorar nuestros pomodoros. La técnica del pomodoro es un método de timeboxing (administración del tiempo) para realizar tareas en periodos alternos de trabajo exhaustivo y pausas. Nosotros ya habíamos integrado esta técnica a nuestro trabajo habitual, y esto era lo que sabíamos:

  • Cada pomodoro consiste en un periodo de trabajo continuo de 25 minutos.
  • Durante ese tiempo, hay que trabajar concentrándose en la tareaevitando cualquier distracción (correo, twitter, etc.). Algunas distracciones, sin embargo, son inevitables, como otros compañeros preguntando una duda, una llamada al teléfono, etc.
  • Un pomodoro es indivisible (no existe medio pomodoro). Lo utilizamos como unidad atómica de trabajo.
  • Después de cada pomodoro, hay que tomar una pausa breve de 5 minutos.
  • Después de un cierto número de pomodoros (entre 3 y 5 en nuestro caso) hay que tomar un descanso largo, de entre 15 y 25 minutos.
  • Al principio de cada jornada de trabajo, hay que planificar los pomodoros y descansos que se van a realizar.
  • Además hay que estimar cuánto tiempo (medido en pomodoros) va a costar realizar una tarea determinada.

Sin embargo, Enrique nos dio algunos consejos sobre las pausas, que no estabamos aplicando:

  • Es muy importante levantarse del asiento e incluse hacer ejercicios para evitar contracturas.
  • Debe intentar dejarse la mente en blanco. Esto es debido a que nuestro cerebro almacena la información y crea conexiones o momentos de inactividad, como durante el sueño.
  • No vale mirar el correo o twitter. Si es necesario utilizarlo, mejor tomar un pomodoro de “comunicación” de 25 minutos para realizar este tipo de tareas.

Sobre las distracciones:

  • Cualquier distracción (tanto interna como externa) debe anotarse en un papel, indicando su procedencia.
  • Al acabar la jornada, habrá que revisar la lista de distracciones y comprobar si pueden reducirse de alguna manera. En caso contrario, intentar agruparlas dentro de un mismo pomodoro.

Para más información, recomiendo leer este PDF del propio creador de la Técnica Pomodoro, Francesco Cirillo.