Developing Frogtek

El blog del Departamento de Tecnología

Carta abierta a una historia de usuario

Estimada Historia de Usuario:

Empezamos mal. Tú y yo sabemos que de estimada nada de nada. Algo de cariño, cierta relación amor-odio, un respeto mutuo inquebrantable… eso sí. Pero de estimarte en Frogtek poco o nada.

Es posible que los gurús del agilismo no comprendan nuestra relación, demasiado liberal quizá, poco comprometida dirán. Me llamarán poco ortodoxo, hereje y hasta libertino. Pero es lo que hay, en Frogtek no te estimamos. Y no me refiero a tus tareas internas o a tus detalles más íntimos, me refiero en general, al objeto que centra la atención de cada uno de nuestros programadores cada día por un periodo indeterminado de entre media hora a cinco días.

Sé que te preguntas qué me has hecho, porqué cuando todas las empresas ágiles debaten interminablemente cual es la mejor manera de estimar una historia de usuario, yo te pago con el desprecio. Ellos te asignan puntos, te dedican tiempo, algunos hasta te compran ropa y tú disfrutas del momento orgullosa, coqueta, probándote las distintas tallas. Y yo nada, pasas discretamente por mi tabla, sin grandes entradas, sin protagonismo, sin que hablen los programadores demasiado de ti hasta que no te llevan al huerto. Aquí te pillo, aquí te mato. Y la salida es peor, si te visto no me acuerdo.  En el fondo no sé de qué te extrañas, todas sois similares y a largo plazo me parecéis todas idénticas. Además mis sprints son largos, así que es mejor para los dos mantener las distancias, es que no sólo sois todas iguales, es que encima sois muchas. Dirás que tengo miedo al compromiso, que para llevar dos años en esto de agilismo soy uno inmaduro, que soy caprichoso e infiel, que soy, en definitiva, un cerdo sólo interesado en coleccionar una historia de usuario tras otra, una muesca más en mi revólver… y algo de razón no te falta.

Hubo un tiempo en el que te estimé, lo sabes. Y no funcionó. Era una relación demasiado absorbente, suponía demasiada dedicación, horas y horas hablando de ti, alimentando tu ego cuando tan sólo habíamos empezado a conocernos y nada sabíamos el uno del otro… me agobié. Lo intenté y fue mal, te estimé y tú siempre te quejabas, te sentías, a veces, sobre-estimada, otras, las más, era todo lo contrario. Así que ya ves, para hacerlo mal, mejor no lo hacemos. Además en Aragón siempre hemos sido más de guiñote.

Ahora me va mejor. Soy más feliz y estoy centrado en lo que realmente me gusta. Os trato a todas por igual y al final del sprint he tenido tiempo para todas vosotras que esperáis desde el principio de cada sprint, para muchas otras que vienen sin avisar y para mi mismo, sin comerme la cabeza. Quizá algún día estime una historia de usuario, quizá algún día le vea el valor a una relación más estable, profunda y comprometida, pero de momento… esto es lo que hay.

Siempre podemos ser amigos.

Atentamente,  Frogtek.

5 Comentarios

  1. Hola Guillermo,

    Excelente. Además de divertida es muy ilustrativa. Sólo me gustaría hacer hincapié en algo que comentas de pasada (y siguiendo con tu analogía), no es que no tengáis en estima a las historias, sino que no tenéis a unas en más estima que a otras. Es decir, que le dais el mismo valor a todas las historias. Probablemente porque con el tiempo hayáis terminado aprendiendo a definir historias siempre más o menos del mismo “tamaño”.

    Lo comento, sobre todo, porque alguien podría leer esto y decir, sin más reflexión, que estimar las historias de usuario no es necesario. En realidad lo que no es necesario es emplear demasiado tiempo en ello. 🙂

    Enhorabuena de nuevo y gracias por compartirlo.

    Un abrazo,
    Jose Manuel Beas
    http://jmbeas.es

  2. Juan Quijano

    19 mayo, 2011 at 15:42

    ¿Qué es lo de Kanban real permitido?

    Otra cosilla, ¿si el cliente te pide plazos cómo calculas cuanto te puede llevar? Supongo que si te lo pide negro sobre blanco te negarás a hacer el trabajo, ¿no?

    En de todas, formas tiene mucho sentido lo que has puesto, aunque yo aún estoy en la fase de estimarlo todo.

  3. Guillermo Caudevilla

    19 mayo, 2011 at 16:14

    Hola Juan,

    Que conste que esto nos funciona a nosotros pero no tiene porque irle bien a todo el mundo. Para nosotros una historia, un punto y punto (valga la redundancia), así de fácil. Tratamos de que todas sean iguales y a largo plazo (uno o dos meses) no notamos la diferencia. A corto plazo (1 semana) no funcionaría.

    Nosotros no estimamos pero sí medimos nuestra velocidad semanal y mensual. De forma que sabemos cuantas historias planificadas hacemos en un mes y cuantas historias no planificadas (kanban) hacemos en un mes, también sabemos cuantos bugs resolvemos normalmente en un mes. Así que cuando los product owners nos dicen que quieren hacer 50 historias en un sprint, les podemos decir que esas 50 historias nos cuestan 9 semanas, que además es probable que hagamos del orden de 12 historias no planificadas además y que resolveremos un número indeterminado de bugs (no recuerdo de memoria la cifra). Todo eso lo sabemos mirando el histórico de los últimos 4 meses (historias planificadas, no planificadas y bugs).

    El Kanban real permitido son el número de historias no planificadas que (mirando el histórico) aventurábamos que íbamos a tener que hacer en 9 semanas. Como ves, nuestros product owners este sprint están improvisando un poco más de la cuenta.

    Además tenemos la suerte de que “no tenemos cliente” (somos nuestro propio cliente). Nosotros creamos nuestro propio producto, nadie nos pide nada blanco sobre negro, ni nos negamos a nada.

    Espero haber respondido. Si no es así dímelo.
    Un saludo.
    Guillermo.

  4. Guillermo Caudevilla

    20 mayo, 2011 at 18:59

    José Manuel,

    Tienes toda la razón. Al final no es que no estimemos sino que aproximamos todo a uno, nada más fácil. Para que la carta fuera graciosa tuve que tomarme alguna que otra licencia literaria. Preferimos medir a estimar. Ahora mismo, y dadas las ventajas que en nuestro caso particular tiene el sistema, veo muy improbable un cambio en esta política.

    Sí que me he visto tentado en alguna ocasión a hacer algo distinto. En lugar de “estimar-aproximar” a priori, medir a posteriori. Es decir apuntar después de cada historia su tamaño. Ahora mismo distinguimos entre Historias de Usuario, Historias de Infrastructura (refactors, trabajo que el usuario no ve…) y bugs. Aproximamos sus pesos de forma tan sencilla como 1 para las historias de usuario y de infraestructura, 0.25 para los bugs. Medir su tamaño a posteriori nos permitiría realimentar el sistema de forma que quizá descubriríamos que a medio plazo los pesos deberían ser 1, 1.2 y 0.3 (por decir algo), hasta podríamos ver su evolución! (si es que eso sirve para algo). De lo que no estoy tan seguro es de que la ganancia mereciera la pena.

    Otro apunte. A pesar de que aproximamos todo 1, enseguida surgieron expontáneamente dos conceptos: las winner stories y las looser stories (creo que no es necesario explicar su significado, dado que además tenemos una carrera interna). Quizá una cosa interesante que se podría hacer es catalogar y medir el peso de las winner, looser y normal stories a posteriori, obtener unos pesos según el histórico (por ejemplo 0.3, 2.5 y 1) y a partir de entonces hacer una estimación rápida a principio de sprint y decir de una ojeada cuantas winners y loosers tenemos. ¿Qué te parece?.

    Por el momento, paso de complicar más el sistema. Nos funciona y con eso estamos contentos… pero este sistema de pesos que realimentan el sistema suena interesante, sobre todo porque se hace poco esfuerzo en estimar (que es difícil y poco fiable), pero mucho en medir (que es más fácil y da información fiable).

    Un saludo!.
    Guillermo.

  5. Mmmm, varias cosas:

    1) Historias que el usuario no vé… huele un poco raro. :-/

    2) ¿Para qué mides? ¿Para ver la evolución? Si sólo es por eso yo no lo haría. Si es para poder “predecir el futuro”, cuidado porque corres el riesgo de darle más importancia a las métricas que a conseguir el ritmo sostenible, que es el que realmente te va a permitir “predecir el futuro”.

    3) Simplificar en demasía la discusión sobre las estimaciones nos puede hacer olvidar que, entre otras cosas, la estimación nos ayuda a realizar el análisis: a desgranar las grandes tareas en bocados que somos capaces de comernos de un tirón.

    4) Es interesante ver qué pasa si hay gente “con buen saque”, que son capaces de comer más que el resto, porque una historia que para otro es una XL para ellos será una M.

    Ya sabes, si funciona… tócalo a poquitos. 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*